Se ha presentado en el Senado la iniciativa estratégica de salud GlobaLLC , un proyecto de la Cátedra de Evaluación de Resultados en Salud de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid que ha contado con la colaboración de la compañía AbbVie, y nace con la ambición y objetivo de ser un modelo de calidad sostenible en el tratamiento integral del paciente con Leucemia Linfocítica Crónica (LLC). Este modelo se compone de 40 recomendaciones de implementación factible y sencilla en el Sistema Nacional de Salud , de forma que la ganancia en calidad de vida de los pacientes con LLC sea real, cercana en el tiempo y, a la vez, medible.

La presentación ha sido inaugurada por Pedro Sanz Alonso, Vicepresidente Primero del Senado; Begoña Barragán, presidenta de GEPAC y AEAL; Jorge Sierra, presidente de SEHH; Ángel Gil, director de la Cátedra de investigación e innovación en Salud Pública Nacional e Internacional de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid; y Antonio Bañares, director de Relaciones Institucionales de AbbVie.

La LLC es la leucemia más frecuente, de hecho, representa el 30% de las leucemias y constituye un tumor frecuente en los países occidentales[i]. Cada año se diagnostican en España alrededor de 1800–2400 nuevos casos. No obstante, se considera una enfermedad rara, ya que supone solo el 0,8% del total de tumores diagnosticados[ii]. El riesgo de desarrollar LLC es mayor entre las personas de más edad, situándose la mediana de edad de los pacientes entre los 70 y 72 años[iii]. Debido al previsible envejecimiento de la población se espera un aumento en la prevalencia de esta grave enfermedad.

En el 80-85% de los casos de diagnóstico de LLC el paciente se encuentra asintomático, y únicamente aquellos pacientes con enfermedad activa, menos de un 20%, inician tratamiento en el momento del diagnóstico1. Por este motivo, la enfermedad se detecta habitualmente mediante análisis de sangre rutinario en el que se observa un aumento de leucocitos, o mediante examen físico en donde se detecta un crecimiento de los ganglios linfáticos o del bazo[iv].

Ante esta situación, los expertos que han trabajado en el desarrollo de GlobaLLC entienden que ahora es el momento de acometer una revisión de los procesos asistenciales que se prestan, para poder afrontar los retos que se avecinan en un futuro próximo en torno a esta patología, garantizando la mejor calidad asistencial y el acceso a la innovación. Además, se ha demostrado que aquellos sistemas de salud orientados a resultados son capaces de reducir las ineficiencias, incrementando así el valor de la prestación sanitaria y proporcionando beneficios para todos los participantes del sistema.

En este sentido, GlobaLLC, proyecto avalado y respaldado por 23 Sociedades Científicas y tres Asociaciones de pacientes, trata de ser una herramienta útil con la que alcanzar un estándar óptimo de cuidado y aportar un valor real al sistema sanitario, a través de una propuesta de indicadores que permitan medir las mejoras en resultados de salud. El objetivo es, por tanto, contar con un modelo de organización y de gestión que, a partir de una visión multidisciplinar, garantice equidad, acceso a la innovación en todo el territorio español, así como la coordinación entre profesionales y niveles asistenciales.

“A la vista de los datos, se hace necesario diseñar e implementar nuevas estrategias para asegurar la sostenibilidad del sistema en el tiempo, así como para mejorar la calidad asistencial. Para ello, es básico desarrollar modelos que centren la atención en el paciente y que den especial relevancia a la coordinación de todos los agentes implicados para poder ofrecer un abordaje integral y óptimo a los pacientes”, declara Antonio Bañares, director de Relaciones Institucionales de AbbVie.

Por ello, entre las recomendaciones, se propone una atención multidisciplinar compuesta por un equipo asistencial que esté formado por hematólogo, responsable del paciente y del proceso asistencial; enfermería hematológica, quien juega un papel fundamental en los cuidados e información que recibe el paciente y como gestor del caso; atención primaria, puerta de entrada al sistema sanitario con un papel determinante en el seguimiento de los pacientes; geriatría y otras especialidades que en un momento u otro deben interactuar y estar implicados en el proceso: farmacia hospitalaria, laboratorio de análisis, psicología/salud mental y cuidados paliativos.

Además, para conseguir los objetivos marcados, GlobaLLC pone el foco en las características propias del paciente con LLC, incorporando su visión. “La calidad médico-paciente se vislumbra como parte esencial. Por ello, no solo se incorporan indicadores para evaluar el manejo y la mejora en los resultados de la LLC, sino que también aquellos que tienen en cuenta la perspectiva del paciente en los resultados obtenidos, es decir, las necesidades sanitarias, emocionales, laborales y sociales de los pacientes”, explica Antonio Bañares.

[i] Montserrat E, Moreno C. Chronic Lymphocitic Leukaemia: a short overview. Ann Oncol. 2008;19 Suppl 7(Supplement 7): vii320-i325.

[ii] Consultado 10/01/2019: http://www.gellc.es/index.php?option=com_content&view=article&id=48&Itemid=58

[iii] Jan A. Burger1* and Susan O’Brien2. Evolution of CLL treatment – from chemoimmunotherapy to targeted and individualized therapy. Nature Reviews. Clinical Oncology. Volume 15. August 2018.

[iv] Furman RR. Unmet needs in the treatment of Chronic Lymphocitic Leukemia: introduction. Clin Adv Hematol Oncol. 2014 Jan;12 Suppl 3(1):2–5.